Analiza experto del Cinvestav la viabilidad de las criptomonedas como forma de inversión

  • 23 febrero 2018
  • Autor: Cinvestav IPN
  • Número de visitas: 113
  • 0 Comentarios
Analiza experto del Cinvestav la viabilidad de las criptomonedas como forma de inversión
La importancia del dinero en una sociedad es tan alta, que a través de los siglos y en todas las latitudes no hubo gran civilización que no la utilizara. Sin importar cuál sea su materialización, la necesidad de su uso es indispensable ya que cumple con tres funciones principales: es un medio de cambio, una unidad de medida y un depósito de valor. Una de las nuevas formas de inversión que está causando furor en la comunidad son las criptomodenas, dinero virtual y digital, que entre sus ventajas ofrece un cierto grado de anonimato, basando su seguridad en el uso de la criptografía para asegurar las transacciones y controlar la creación de nuevas unidades. A diferencia de las monedas comunes no tiene un control centralizado, es decir, operan de forma independiente con respecto a bancos y gobiernos, pero pueden ser intercambiadas y operadas como cualquier otra divisa física. Actualmente la criptomoneda más popular es el Bitcoin, pero existen varias monedas virtuales con menor valor, como Ethereum, Ripple o Litecoin, que en conjunto mueven una gran capitalización alrededor del mundo. Para invertir en esta tecnología es necesario contar con “wallets”, ya sea de software o hardware, que son billeteras virtuales o aplicaciones que se encargan de gestionar la compra y venta de la moneda, explicó Francisco Rodríguez Henríquez, investigador del Departamento de Computación del Cinvestav. Estas aplicaciones permiten generar vales de llaves públicas y privadas (sistemas de codificación segura que se utilizan para evitar manipulación de información en la plataforma), el investigador aseguró que “sin estas llaves no se pueden hacer transacciones, ya que son las que crean las direcciones de depósito y verifican que se haya realizado la transacción”. La criptografía provee a la criptomoneda de identidades y firmas encriptadas, es decir, que vuelven incomprensible o ilegible información considerada importante. Todo aquello que esté encriptado solamente podrá leerse aplicando una clave, esto es usado como medida de seguridad para almacenar o transferir información delicada que no debe ser accesible a terceros. Esto hace que el poseedor de la moneda virtual tenga un título nominativo de los mismos, de forma que nadie puede arrebatárselos a no ser que él mismo los transmita. Existen tres opciones para la compra-venta de criptomodenas y bienes. Una es adquirir una cuenta en un bróker, que es como utilizar una banca electrónica en una casa de cambio. “Siendo esta la opción más simple, es directa y recomendable para usuarios primerizos con inversiones pequeñas”, mencionó el investigador, aunque hizo énfasis que en los nueve años de historia de la moneda Bitcoin han sido hakeadas varias casas de cambio. La segunda opción es bajar una billetera de software directamente de Bitcoin, la desventaja es que las llaves públicas y privadas no están con el usuario, siendo la casa de cambio responsable de la seguridad. Francisco Rodríguez explicó que el Departamento de Computación pretende abrir varias líneas de investigación que abordan el tema de criptomodenas. Uno de los proyectos a impulsar es utilizar la blockchain de la criptomoneda Ethereum para revolucionar los contratos de diversas industrias en México en sectores como agricultura, campañas políticas, fotografías, notarias digitales, entre otras. De igual forma, utilizando la gran información estadística disponible públicamente, “podríamos predecir mediante inteligencia artificial el comportamiento de las principales criptomonedas”, aseguró el investigador y finalizó que en el Cinvestav se podría proyectar la creación de una criptomoneda que sea compatible con el cómputo cuántico.
Print
Categorías: Noticias
Tags:
Califica este artículo:
Sin calificación

Please login or register to post comments.

x

Última actualización 17/09/2018